Garras

Mi visita reciente a la Oficina del Registro Demográfico fue un evento de emergencia. La solicitud del campamento deportivo de verano al que habían admitido a una de mis hijas tras una cancelación requería una copia del “nuevo” certificado de nacimiento del Estado Libre Asociado. Honestamente, más allá del cambio en color en la hoja del consabido certificado (de multicolor a azul partido en el gobierno for the not so color blind) es básicamente el mismo documento, el cual hay que ir a solicitar al mismo lugar de siempre. De haber poseído dotes de hacer presagios o predecir el futuro, me hubiese vestido para la ocasión. Y allí me encontraba yo, llamativamente fuera de lugar con mis gangarrias, estola negra y cartera Burberry en un mar de carteras “feca” Britto (como dice mi hija mayor), chanclas (nada como la comodidad) y mahones cuatro tallas más pequeñas (ouch!). Mis zapatos eran para ir al trabajo, no para estar parada en una fila inamovible que son la orden del día en esta dependencia gubernamental en donde hay decenas de ventanillas y un empleado por área. De entrada advertí la existencia de varios personajes, entre estos la adolescente que intentaba d-e-l-e-t-r-e-a-r-l-e a la empleada de ventanilla el nombre escogido para su recién nacida cría: Rivnielis Chanel. Confieso que la creatividad de algunos padres no tiene límite. Allí entre unos cuantos cuentos de fila, cual vanidad pasajera, apareció la imagen que inspira el título de esta entrega: una madre (adolescente, que más….) con uñas acrílicas imitaban el arte de Romero Britto. Por poco convulso!!!!! No es que no haya visto uñas acrílicas con dibujos-vaya, proliferan y el lugar estaba repleto de estas. Era la desfachatez con la que esta joven quinceañera zarandeaba a su pobre crío de un año entre sus garras, al cual me preguntaba como le limpiaría el trasero sin arañarlo. Claro, a su lado estaba su mami, presumiendo a boca de jarro de su “I-Phone”- cual Chuchin de la vida fanfarroneando de su cacharro viejo, digo….de su Bentley 1999-la cual de seguro le ayudará con el pobre muchachito mientras ella cuida y acicala sus garras y el estado la mantiene. Miré mis propias manos y sus uñas sin barniz en ese momento y recordé una vieja conversación con unas amigas hace dos o tres años atrás. Eramos seis amigas cenando en un restaurante chic del Condado (el cual ya cerró por aquello de no desentonar con la economía recesionaria). Escapadas de nuestra rutina diaria de trabajo y niños estábamos sumergidas en una conversación donde hay tres diálogos a la vez cuando de repente una pregunta desplazó las conversaciones marginales “¿Tu has visto esas mujeres con garras impecables?” seguido por “¿Cuándo fue la ultima vez que alguna de ustedes se hizo una manicura?”. Fue como si las palabras quedaran sus pendidas en el aire. Todas bajamos la mirada hacia nuestras manos. Ninguna con manicura reciente ni mucho menos con garras acrílicas por supuesto……Entre recesión, cambio de pañales, fregadas de trasteras interminables y una vida que vertiginosamente acelera nuestros días y no da ni un segundo de ocio, no tenemos tiempo para cuidar de nuestras uñas. Siempre esta el que puede argumentar que estas garras coloridas no se verían apropiadas en las manos de una ejecutiva, en las prácticas de soccer ni mucho menos en el Caparra Country Club. Lo cierto es que estas garras reflejan mucho de lo que somos como sociedad en general….

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    Gaby said,

    Saludos en amistad y entre risas causadas por su escrito aqui hoy! Tengo que darme un poco de tiempo para saborear su retrato de nuestro diario vivir aqui en “Macondo”…..:) y luego vuelvo al “post” para escribirle y compartir un poco mas…le aseguro, joven madre de guaynabocity…que si fuese un poco mas”masdurito”…se me hubiesen salido los “orines” de lo que me estoy riendo…y de las imagenes mentales “surreales” que ha creado en sus lineas…gracias…me comenzo bien el dia…riendome…y “pensando”…que en mi PR querido…de verdad es HQJ…!!!!

    Gaby

    PD…logro sacar el certificado? 🙂

  2. 2

    gaby said,

    Buenos dias! Si…las garras del relato representan mucho de lo que somos como sociedad en general…y ahora que hay furor politico sobre lo que es, o lo que deja de ser el que el Presidente Obama y un politico local se jampearan un medianoche cubano, an Kasalta de Ocean Park en Puerto Rico, preparado por un grill-man dominicano…de verdad que digo…HQJ! Creo que hay muchos buenos boricuas que no pueden comprar un “medianoche”…ni mucho menos merodear por Ocean Park.

    La chica de las garras…es beba de “teta” todavia…dentro de su mundo plastico…es feliz….nosotros como pueblo necesitamos de un “KASALTA-GATE” para tener ambrosia o sicuta…dependiendo del color politico de preferencia…si…HQJ!

  3. 4

    thekaseriomom said,

    Pues yo si uso las carteras, zapatos y accesorios originales…ya que me sobra mucho dinero al mes. Y es obvio que no utilizo marcas como: Britto, Coach, Burberry, Tous, etc. Pues las considero marcas comunes – victimarias de la piratería global.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: