Suegra

Muchos imaginarios sociales describen a la suegra como una figura manipuladora y entrometida. De otra parte la cultura popular ha tipificado a la suegra como extremadamente apegada a sus hijos varones, a quienes consiente hasta adultos de forma que raya en la sobreproteccion. “Los nenes son de mami” es el refrán que utilizamos en estos lares para describir la relacion materno-filial. Y ni hablar de los chistes de suegra. Algunos pueden ser muy crueles….Cuando conocí a mi esposo, este rápido me llevo a conocer a su madre. Creo que fue en la tercera salida. Eramos dos divorciados, cada uno con una hija de un matrimonio anterior, por ende no era mi primera experiencia en el mundo de las suegras. Yo ya había asistido al infierno suegril en mi matrimonio anterior, así que cuando conocí a Emily, mi suegra, fue una experiencia muy positiva. Viuda y todavía conservando unos rasgos faciales que denotaban lo hermosa que fue en su juventud -a pesar de sus 71 años- mi suegra y yo nos llevamos bien desde un principio. Me hizo muchas preguntas en el transcurso de los primeros meses de nuestra relación y las conteste todas sin esconder ningún detalle. Era claro que tenía toda la intención del mundo de llevarse bien conmigo y yo con ella. Ambas éramos ávidas comentaristas de la aguerrida y pintoresca política local. Cuando me entere durante mi último embarazo que mi hijo era varón, la llame a ella, primero que a mi esposo y a mis padres ,para comunicarle que al fin tendría un heredero varón entre cinco mujeres.
Desde un inicio se dio cuenta que yo vivía una vida de mucho trabajo y tensión. Me compraba libros de autoayuda y luego los discutíamos. Era una mujer culta y educada, algo que facilito nuestra interacción. Su espiritualidad fue el faro que la guio en momentos duros en la vida y cualidad que yo carecía. Poco a poco comencé a ver la vida de otra forma luego de nuestras interacciones. Nunca se entrometió en nuestros asuntos matrimoniales y ofrecía un consejo-atinado- solo si se lo solicitaba. Desde temprano me di cuenta que ella poseía los derechos de autor del manual para comprender a mi marido. Cada vez que la cosa se trancaba, corría a su casa en busca de una taza de café y un consejo para manejar la situación. Ayudo mucho el que hace 6 anos nos mudamos a vivir a su misma calle. Mucha gente me decía que estaba loca mudándome a la misma calle de mi suegra. Estoy segura que casi nadie haría esto en su sano juicio. Pero nuestra relación era diferente. Nos respetábamos. Fue ella, una profesional pionera en la industria de la banca, quien me aconsejo buscar ayuda cuando nació mi hijo pequeño. “No eres una súper mujer” me decía. Por dentro me reía pues los cuentos suyos sumados a los que había escuchado era que en un momento dado ella había sido como yo. Nuestras vidas tuvieron muchos paralelos y nos unió el gran amor por mi esposo.
Hoy, que hace apenas unos días ha partido a morar con el Señor y a encontrarse con su adorado esposo Lino, solo me resta pensar que yo quiero ser una suegra como mi suegra.

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    gaby said,

    Buenos dias, guaynabocitymom…mis mas sentido pesame…lamento la perdida de su suegra…Do~a Emily ha de haber sido una gran dama…y su descripcion de la relacion es una llena de luz y enlaces que estaran ahi con usted siempre…y eso es una bendicion…le deseo paz y resignacion a usted y su esposo…

    gaby

    PD…si…creo sera usted una gran suegra tambien…ciertamente ‘sabia’…

  2. 3

    gaby said,

    …unanswered thanatopsis…

    If answers were possible

    for every thanatopsis,

    pain would carry meaning…

    and grief would be redeeming…

    our daily living little lies

    would cease in their standing

    as rulers, and we would reign

    free to see every living moment’s

    gifts of love within us…

    and all our frail humanity’s fears,

    would simply disappear…

  3. 4

    Brendaliz said,

    Qué suerte la tuya, y qué bendición. Me gustó este post.

    • 5

      Mi suegra fue un ser excepcional. Mi primera incursión en el mundo de las suegras no fue tan buena. Pero atesoro cada palabra, cada frase de aliento, cada consejo y las tacitas de café que nos tomamos juntas 🙂


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: