Edad

Todo comenzó con una inocente foto. Me encontraba con mi esposo en una actividad en un lugar exclusivo junto a gente imposiblemente chic. Yo que casi no salgo ya estaba como cucaracha en baile de gallina. Entre tanto cuerpo esbelto y escultural y pellejos estirados digamos que me veía bastante corriente. De repente apareció una cámara y zas! Allí quede ciega por el flash y literalmente retratada junto a mi media naranja. Una semana después recibí una alerta de correo electrónico de un “site” que reseña eventos. Tan pronto encontré la foto y la vi, por poco muero de un infarto. Yo que juraba que había quedado regia, parecía el “poster child” para un anuncio anti envejecimiento. Mis ojeras gritaban la falta de sueño permanente que caracteriza a las madres como yo, cuyas vidas poseen más enredos que un nudo. Ese fin de semana, varios días antes de mi onomástico numero 39, salí despavorida al centro comercial resuelta a encontrar una poción mágica que borrara de mi rostro 15 años de maternidad y noches sin dormir. El resultado fue infructuoso. Luego de mucho buscar, decidí que no quería dejar una cuarta parte de mi salario bisemanal en tratamientos y cremas. Me decidí por una mascarilla fría para poner sobre mis ojos y una crema en gel cuyas reseñas comentaban sobre un efecto a largo plazo bastante satisfactorio. Crema en mano comencé la semana resuelta a lucir mejor próxima a mi último año en los 30. Personalmente detesto las fotos, sobre todo porque mi carrera profesional me ha exigido estar detrás de las cámaras, y reconozco su defecto en capturar los mejores ángulos de la persona y magnificar aquellas cosas no tan bonitas en nuestros cuerpos o rostros. Embadurnada de retinol, colágeno y cuanta cosa hay, debo decir que note una leve mejoría en mi rostro. Pero al llegar el día de mi cumpleaños, sentí el peso de los años de una forma sutil e indescriptible. No hay crema que ponga un detente al paso de los años…..es irrevocable. Ya escucho a Arjona cantándome al oído el año entrante “Señora de las Cuatro Décadas”. Para mejorar mi autoestima maltrecha por la susodicha foto acudí a Mabel, mi estilista, quien es toda una “maga” con el color del cabello. Entre mechón y mechón de “highlights”, Mabel-quien parece una Barbie a sus 40-me comentó que un amigo cercano le había dicho que ya ella tenía “mentón de 40”. “¿Mentón de 40????, que es eso?” le pregunte. “Pues chica, que la piel entre tu cuello y tu mentón puede delatar tu edad, por que cuando llegas a los cuarenta se separa” Otra cosa más en la lista de la cual preocuparme!!!! Esa noche embarrada en mis cremas hice mil muecas en el espejo, pero gracias a Dios todavía no tengo mentón de 40. “No deberías pensar en esas cosas” me repetí incesantemente a ver si me convencía de no pensar en el tema de la edad. Así fue hasta que el domingo siguiente mientras me preparaba para ir al gimnasio mi hijo menor me preguntó mientras jugaba con su DS “en que 2000 yo había cumplido 21 años” . “Fue en 1993, hace mucho tiempo, exactamente 18 años” a lo que él me respondió “¿Y Cristóbal Colon se había muerto ya?”……….
Varios días después recibí la agradable noticia de mi dentista que mis correctores Invisalign habían llegado. Que se jodan las arrugas y las ojeras pensé. Ahora con dientes nuevos en seis meses y el blanqueado al que los someteré, todas las fotos destacaran mi sonrisa que opacara a su vez, cualquier defecto……Pero como para ser bella hay que sufrir los malditos Invisalign me han molestado de a vicio sin contar con la tortura de lijarme dientes y el eventual retenedor permanente cuya colocación seguro será dolorosa. Me consuelo al saber que para San Valentín estrenare sonrisa de artista y que el mentado mentón de 40 me importara un comino. Todo iba maravillosamente bien hasta que apareció mi amiga Nancy en mi oficina y revivió la conversación de las ojeras. Le mostré mis Invisalign y le dije “que se chaven las ojeras, yo voy a opacarlas con mi sonrisa nueva. Y si no para algo está la cirugía plástica”. “Pues háztela, y luego me cuentas” me dijo. Yo que andaba con una actitud de “the devil may care” decidí poner en pausa el tema de la edad y las cirugías para celebrar los 45 años de mi esposo con una salida a cenar. El restaurante estaba bastante concurrido cuando mi querido hijo dijo en voz alta: “Mama, tu nariz es bieeeeeeeeen GRANDE”………
Otra cosa cosa por la cual preocuparme…….

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    gaby said,

    Bueno, guaynabocitymom…y yo que creia usted tenia apenas 32! 🙂 la confesion es buena para el alma dicen…pero me he reido mucho con su escrito de ” casi tell all”…y “confesiones feminas de guaynabocity”…

    Mire, joven escritora, femina, esposa, madre, profesional, mujer pensante, llena de humor, de mision por el ambiente para un mejor legado dejar a nuestro macondo, amiga de chicas chic y damas de sombreros tipo CCC…:) le digo…ya quisieran muchas tener su belleza, su brain power, y su picaresco sentido del humor…palante…que con el “invisalign y un que otro nip and tuck cuando de verdad se decida”… ( apuesto que muchas de sus buenas amigas ya estan escondiendo peque~as cicatrices) usted siempre estara ” elegantemente regia…y verticalmente clara”…y que viva el “orgullo femenino y el drive genetico de la mujer puertorrique~a de mantenerse bellas…pues…que muchos feos habemos por ahi…:) y el balance es critico… 🙂

    gaby

    PD…tengo 58…y soy “short, fat, balding, and ugly”…y todavia encuentro quien me ” pague un cafe”…y del resto…que venga el chorro…:)

    Siga escribiendo…y la decada de los 40 en la mujer es una que usted y su esposo adorara….pues se ponen ustedes como nunca…y hasta un chin ” mas wild”…arriba, corazones!!!….:)

  2. 2

    Gaby:

    Me ha hecho el día!!!!! Cómo me he reído!!!! . Espero que la década de los 40 me traiga un libro entre las manos! Es bien cuesta arriba criar en el país macondiano en el que vivimos por lo que mi anhelado sueño de ser escritora se ha visto postergado por biberones, pañales, escuela, deportes y amanecidas con fiestas de adolescente. De ahí vienen mis ojeras!!! Pero siempre hacia adelante, pensando en que hago reír a mis lectores y ellos a mí!!!

  3. 3

    gaby said,

    …guaynabocitymom…su libro viene…llegara…y creo lo cria usted en los pasillos privados, vivencias pensantes, y en cada trocito de su gene pool creativo; y lo siente engendrar, asi como a una vida que se amara siempre al parirla; y asi como un ‘gypsy prophecy’, le aseguro de nuevo que su decada de los 40…sera maravillosamente maravillosa…y esto lo puede llevar ‘all the way to the bank’…o como dicen por la milla de oro, en guaynabo city, en los predios del CCC, en el spa…’you can take it all the way to UBS’… siga escribiendo…que las ojeras dan “caracter”… y siempre puede mas el “under eye cover’…y un ” little black dress”..:):):)


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: