Politica

Los rótulos de camino a casa- desde la carretera estatal principal hasta el inicio de nuestra calle- con la foto de un político se parecían a los que utilizan comúnmente en los pueblos pequeños y sectores rurales para anunciar una actividad. La boda de fulanito y menganita, Baby Shower de perenzeja…. Pero no, mi urbanización no queda en el campo ni mucho menos se estila la colocación de ese tipo rotulitos….mucho menos los de tipo pasquín eleccionario. Pero allí estaban contaminando mi paisaje guaynabeño. El fulano, es un senador incumbente en el partido de turno y tal parece que a algún vecino se le ha ocurrido agasajarle con un evento de recaudación de fondos en nuestra urbanización. Léase sobrecitos con dinero y favores políticos a pagarse en el próximo cuatrenio. Lo cierto es que los políticos se han propagado como cucarachas en los últimos anos y ahora invaden la suburbia tranquila donde esta mi sacrosanto hogar. Mi remanso de paz. Ese lugar a donde llegan las personas por invitación (odio las visitas no anunciadas) o si les permito la entrada por el guardia o por el control de acceso. Me siento asediada.
Esta semana mientras almorzaba con una conocida periodista amiga mía, de esas que ponen a temblar el país con sus investigaciones y son capaces de develar esquemas ocultos y fraudulentos, apareció en la cafetería que almorzábamos una senadora. De esas cuya preparacion academica y trayectoria profesional previa son un misterio. Este personaje es la epitome de la ridiculez por sus llamativos atuendos y color de cabello. Sospecho le encanta llamar la atención y no pasar desapercibida. Mi amiga de espaldas a la fila no la detecto, pero mi entrenado ojo capto su estridente color de cabello y peor aún, su cartera Louis Vouitton de imitación. “Mira a esta (nombre de senadora), con una Louis Vouitton feca con tanto dinero que se ganan” le dije a mi amiga. “Eres terrible” me respondió. “Lo sé por el color de los mangos de la cartera. Ademas ese color de cabello que exhibe no existe en la naturaleza” le dije.
Hago la aclaración que mi familia paterna ha hecho su aportación a la Casa de las Leyes con un joven y robusto senador en el partido rojo. La política no me es ajena, la vivo en mi trabajo todos los días. A mis hijos les viene la vena política por ambos lados: paterno y materno y la respiran todas las semanas en sobremesas y comentarios en el hogar. Pero una cosa es discutirla, trabajar con ella y sus personajes y otra es sentirla llegando a la puerta del hogar o a la mesa donde se almuerza.
Cuando recientemente la suegra de una amiga me dijo “Te vi al lado del Gobernador “enmudecí (algo difícil en mi). “Por poco no te reconozco, llevabas gafas, casco de seguridad y botas….pero si eras tú, yo te reconocí” ….Claro, eso fue justo antes que me percatara que iba al lado del Gobernador y otros jefes de agencia y me captaban varias cámaras de televisión. Tan pronto me di cuenta, apreté el paso y me aleje de las cámaras despavorida. Ese día estaba segura que mi disfraz pasaría desapercibido entre tanta figura conocida. Parece que fue todo lo contrario…..

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Mila Ferrer said,

    Ayyy amiga! La política aqui en esta islita es cosa seria. Me encanta tu honestidad.

  2. 2

    Vivimos arropados por este mal! Llegan hasta casi la puerta de tu casa!!!!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: