Seguro

Erase una mañana como cualquier otra en Jardines Gardens en Guaynabo City. Salí camino a la oficina-mi usual rutina-cuando de repente, y luego de pasar el portón de la entrada y salida a la urbanización un duro golpe interrumpió la voz del locutor de la radio. Yo acababa de hacer un pare para dar paso al automóvil que bajaba la calle camino a la urbanización, tal y como dicta la Ley de Tránsito del Estado Libre Agobiado en el que vivimos. Mi cabeza zumbó y sentí como se me rompía en mil pedazos. Nerviosa, estacioné mi vehículo y salí de él. Lo que relato a continuación no es producto de mi imaginación ni de las contusiones recibidas…..tampoco es una caricatura. Es verdadero.
“Vamos a intercambiar información” me dijo apresuradamente la “bimbette” que se apeó de la Porsche Cayenne que me acababa de impactar, como quien busca evadir una responsabilidad. Juraría ella que había espachurrado unas florecitas en la grama. “¿Eso estaba así?” me preguntó con una vocecita que ya amenazaba con sacarme de mis casillas mientras señalaba el guardalodos trasero de mi auto.
“NO, claro que no estaba así ¿Tu viste lo que hiciste?” le increpé “Si te dieron la licencia (si, por que fue como regalito) debes saber que cuando hay una cuesta el vehículo que sube, le tiene que dar paso al que baja. ESO ERA LO QUE YO HACIA”
“Ay, no te preocupes, yo tengo seguro que lo paga todo”
Ya aquí me dí cuenta que este ser con logo del Caparra Country Club en su vehículo era una extraterrestre mantenida por sus padres y cuya misión en la vida es repetir todo como papagallo. Acto seguido le dije “Me sigues al cuartel”. Y fue entonces cuando mi auto encendió todas sus luces y decidió apagarse. Eramos muchos y parió la abuela.
Luego de llegar al Cuartel, la retén de turno le increpa a la joven cuando había ocurrido el incidente “Ay, hace como tres minutos”…”Quince” le dije a la retén tajantemente. Luego de dar sus datos y dejar meridianamente establecida su inmadurez, procedió a pedirle una excusa a la segunda retén “No me pueden dar una excusa, un papel firmado, ¿hello?, ¿como que estuve aquí?”. En ese punto ya había perdido toda la paciencia y amenazaba con implotar por dentro cuando la retén #2, parece que una prima hermana de ese famoso personaje llamado “Buchi” le dijo en tono grave: “La querella indica que usted estuvo aquí. ¿Necesita algo más?” Creo que ellas estaban tan incrédulas como yo. Al salir a inspeccionar los daños de ambos vehículos con la retén #1, esta última me comento preocupada que no me veía bien.
“Ay, debe ir a chequearse la cabeza, no se un MRI o tomarse una placa” me dijo la chica en su voz chillona mientras masticaba un chicle.
“NO ME DIGAS…” le dije en mi tono más sarcástico.
Luego de revisar los autos y ver que su vehículo no tenía daño mayor alguno, la joven partió “rumbo al hospital”….si este ente que respira y se desplaza por las calles de Guaynabo y pueblos aledaños texteando y conduciendo a la vez, llevándose cuanto auto haya a su paso “por que el seguro lo paga” es ESTUDIANTE DE MEDICINA!!!!!!!!!!!
La retén que me acompañaba me miró con cara de compasión y me dijo “Ese es el problema hoy día. Estamos ante una generación que vive en un mundo color de rosa.” “Hija mía” le dije a la retén “a la edad de esa muchacha-23 años-yo estaba casada y tenía una hija recién nacida y no era tan imbécil”
Ahora, y luego de una visita a sala de emergencia, estoy a pie, con un auto que resulta ser pérdida total, todo a merced de la imbecilidad de una joven tan maleducada como la madre que la parió ( también doctora y que osó darme consejos sobre como tratar mi nueva radiculopatía) y que transita frente a mi residencia como si nada hubiese pasado.
Pero a esta chica nadie le ha dicho que la cabeza no es solo para llevar el cabello y la vida ajena no la “paga el seguro” ni mucho menos resitituye dolores de cabeza y complicaciones familiares. Eso es mucho para profundizar para una persona cuyos padres probablemente no le inculcaron la consideración y el respeto. Y luego nos preguntamos qué nos pasa como sociedad….
Solo espero que no apruebe la reválida para ejercer la medicina…….por que de “seguro” será capaz de matar a alguno de sus pacientes mientras les muestra su sonrisita de reina juvenil del Caparra Country Club.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    gaby said,

    Arriba las Reinas de belleza Juvenilwes del CCC…HQJ! lastima que la coneccion “cerebro-motor-materia gris” de esta en particular no incluyera el saber conducir un auto con seguridad…HQJ! perooooooooo…de seguro sera una gran quirofana plastica…ja-ja-ja…y si no…” EL SEGURO PAGA”…
    🙂


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: