Televisor

En estos días me ha dado con buscar un televisor para el “family room” de mi casa….digo, si es que se le puede seguir llamando “family” al área de la casa de la cual mi hijo varón de seis años se ha apoderado para convertirlo en su “man cave”… Lo cierto es que el televisor que tenemos pertenece a la prehistoria del 2004. Con el avance de la tecnología ocho años es un siglo en el mundo de los televisores. Así que yo- el ser más anti-tecnológico sobre la faz de la tierra- decidí sustituir el dinosaurio televisor por uno que traiga lo último de la avenida. Mi búsqueda del televisor perfecto para nuestras necesidades familiares ha resultado ser tan frustrante como la del hombre ideal. En el proceso he identificado varias cosas de las cuales no me había percatado.
Error #1. Lo último de la avenida es difícil de entender….Que si tiene 4 HDMI, 3 HDMI, que si los plasma no sirven para jugar con el WII (función principal para este nuevo aparato), que si tiene que ser HDTV, LED, LCD….La jerga televisiva es INCOMPRENSIBLE. Lo quiero simplificado! Fácil de comprender en pocas palabras. Pero cada visita a un lugar de internet buscando recomendaciones es peor que entender a Macho Camacho emitir una palabra.
Error #2: Ir a ver los televisores con los niños. El chico quiere un 3-D y le explico que el presupuesto es de arroz y habichuela no de filete mignon. Un televisor 3-D con todos los HD’s (los TV y los MI) y cuanta chulería hay cuesta lo mismo que se gana en dos meses una persona que trabaja a tiempo completo 40 horas a la semana. WOW! No entiendo por que en este país la gente mata en los viernes negros por un plasma de 50 pulgadas!!!! ¿De donde sale el dinero? O peor aún….¿cómo rayos hacen la investigación con tanta rápidez para saber lo que quieren comprar? Esto es como la mujer u hombre que está desesperado por casarse y se entusiasma con lo primero que ve y luego se lleva la sorpresa de la vida.
Error #3: Hay que sentarse en cada tienda como media hora para mirar bien los dichosos televisores y entonces determinar en cuál la imagen se ve mejor. Y luego te tienes que acordar del modelo y repetir lo mismo en tres o cuatro tiendas. Confieso que es muy aburrido y desesperante a la vez, aunque suene contradictorio. Deberían al menos tener buenas sillas con máquina de popcorn para los que vamos a buscar el televisor “ideal”. Sospecho que las tiendas venderían más si utilizaran esta técnica.
Error #4: No orientarse bien sobre la medida adecuada del televisor en relación a los pies cuadrados y tamaño del lugar donde ubicará. Confieso que estoy enamorada de un plasma de 50 pulgadas, pero gracias a los consejos de un compañero de trabajo creo que la compra tendrá menos pulgadas. He ido a casas que lo primero que te recibe es un plasma del mismo tamaño de la pared y se convierte en el foco de atención del lugar. Generalmente me ha pasado en casas donde escasea la decoración….
Error #5: No pensar que la tecnología cambia tan rápido (ver error #1) que en dos años voy a tener que desembolsar par de cascajos laaaargos por un nuevo televisor. Máxime cuando los usuarios más frecuentes del televisor están dados a responder al “peer pressure”
Creo que la compra ya es impostergable, pero confieso que todavía extraño mi televisorcito de imagen blanco y negro (y caparazón amarillo años 70) en dónde veía Los Picapiedras en inglés (cable) cuando tenía seis años o aquel bodrogo pesado que ocupaba el family de nuestro hogar guaynabeño –era de lo último de la avenida- y cuyo control remoto era del tamaño de un celular prehistórico. Los botones para cambiar el canal eran tan grandes como un chiclet. Aún así en esos televisores vi mis telenovelas favoritas, mis series preferidas (entre ellas Los García) y las vistas del Caso del Cerro Maravilla. “Back in the day”….la cosa no era tan complicada.

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    René said,

    Muy interesante Brenda tu escrito. Lo curioso es que esto sucede con muchas de nuestras cosas cotidianas, puedes aplicar el mismo análisis cuando necesitas un teléfono móbil(ya no son celulares) más bien “Smart phones” y quién decide cuál comprar ?? los chicos de la casa pues finalmente termina uno comprando un plan familiar con los mejores teléfonos para los chicos y uno con el regularzón. Brenda estamos en medio de una nueva generación en la que ellos nacieron con un chip tecnológico y que nosotros no los hemos implantado y a veces no funciona!!!
    Buen tema para discutirlo con algunas amistades y un buen vino!!
    Lindo fin de semana!!!!

    By the way hay buenos especiales en Sears!!

    • 2

      Rene: Ciertamente vienen con un chip nuestros hijos! Pero es tan acelerado el cambio que justo cuando uno ha hecho el gasto…zas! aparece otra version nueva. Me paso con el Ipad. Compre el dos en noviembre y ya salio el 3! Lo gracioso es que al bebo de 6 le compre un celular y no entendia yo ni pio. Un smartphone para el chico….y he figured it out en un dia y con todo y apps. Yo tengo un Blackberry!!! En cuanto al consabido televisor, me voy con Costco pues ofrecen la mejor garantia.

  2. 3

    Chequeate en la tienda del Hospital!! (sin ivu) antes de comprar. Yo soy de las que creo que 600 a 700 es mas que suficiente, como tu dices a los 4 0 5 años consideraras cambiarlos.

  3. 4

    gaby said,

    Bueno…como la busqueda de el hombre ideal? Jumm? La verdad es que me han comparado con muchas “cosas”…perooooooooooooo…nunca con la compra de un televisoiii… 🙂 Saludos…guaynabocitymom…espero que la decision sea dulzona para todos en su bohio… 🙂

    gaby


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: