Hogar

puertaHe vivido en muchas casas en el transcurso de mi vida. Hogar…solo uno se ha podido llamar así. Entre las casas en las que he vivido se encuentran el hogar de mi niñez, al que llegué en 1974 cuando mis padres decidieron mudarse de la casa de soltero de mi papá y comprar una juntos en un enclave (en aquella época) de clase profesional cuyas fachadas fueron diseñadas por Henry Klumb. De Guaynabo a Guaynabo, no hubo mucho cambio. Pero sí recuerdo tener un patio grande, un cuarto más amplio y mi adorado “palito de guayabas” que endulzaba cada fin de mis veranos con mi fruta predilecta. Mis padres todavía residen en esa casa, la cual ha pasado por varias transformaciones físicas que la han desdoblado de ser mi casa en su casa. De recién casada, en mi primer matrimonio, viví en un pequeño apartamento de menos de 700 pies cuadrados,el cual por más que decorara y pintara jamás sentí mío. Las casas son esos espacios que se convierten como en una segunda piel. Son parte nuestra y nosotros de ella. No importa el tiempo vivido en ese lugar, el detalle con los cuales los recordamos, comienza a habitar un espacio en nuestra memoria y se instala ahí para siempre.
Otro espacio que ocupa un lugar muy especial en mi memoria es el apartamento de la calle Maple #7214. Jamás olvidaré como una noche de primavera en las escaleras de ese lugar sentí algo que jamás he vuelto a sentir. Esa casa estilo plantación sureña cuyo pisode madera crujía con los pasos es parte de mi archivo al igual que el apartamento de la Avenida St.Charles. Viví en la segunda avenida más vieja de Norteamérica por espacio de año y medio y desde el balcón de mi cuarto, justo al frente de la avenida, escuchaba no solo el pájaro carpintero en el árbol de la acera si no un tranvía cuyo ruido se fue haciendo menos majadero con el paso de los meses hasta que me acostumbré. Ese fue un espacio temporal y así lo sentía cada vez que cruzaba el umbral de la entrada.
La casa que ocupé al principio de mi segundo matrimonio es con la que más apego logré. Buenos vecinos, la paz de los suburbios, espacios amplios y toda la ilusión del amor y construír una familia hicieron de aquellas paredes nuestro hogar. Aunque era de mi pareja, al llegar el camión con mi mudanza la llené de color, muebles, y sueños. Al salir embarazada de nuestro cuarto retoño, la mudanza era imperante. Atrás quedó el “cul de sac” con parque infantil frente a la casa donde nuestras niñas jugaban con los 15 niños que habitaban en la calle mientras yo las observaba desde la cocina. De vuelta a Guaynabo City a vivir cerca de los padres y los abuelos a la vez que evitabámos los monumentales tapones que restaban tiempo y calidad de vida. Fue entonces cuando llegué a mi hogar. Y digo mío, por que el-entonces- otro componente de nuestra familia nunca la sintió suya. Ahora me doy cuenta que esa casa siempre fue mía. Tiene mi sello personal. Es mi hogar, el de mis hijos…solo entra el que yo quiera (que es muy poca gente). Abrir su puerta es dar espacio en mi vida. Al cerrar su puerta siento paz, es mi único refugio. Donde mi hijo pequeño gateó por sus pasillos, donde mi hija mayor recibió su primer beso, donde noche tras noche pongo mi cabeza en la almohada sabiendo que mis chicos se sienten seguros.
Mi hogar y yo nunca fuimos amor a primera vista. Fue una casa de alquiler por espacio de tres décadas. Estaba en pésimas condiciones y no habían muchas opciones en el mercado en ese entonces. Yo reconocí en ella su potencial y “buenos huesos”. Ella me ha dado un sentido de pertenencia, es parte de mí y yo soy parte de ella.

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    Jade Tavarez said,

    Me sentí dentro de la casa

  2. 3

    Bello Brenda! Me encantó!

  3. 5

    gaby said,

    Un dseo de FELIZ 2013 y muchos mas ahi…o donde el camino le lleve a llamar “hogar”…FELICIDADES, guaynabocitymom…el libro…el 2013 seria gran fecha… gaby


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: