Rotonda

RotondaEnciendo el televisor en el noticiario matutino mientras corro como loca a despertar a la prole. Una duerme con la puerta cerrada con pestillo como si los extraterrestres se la fueran a llevar secuestrada y los otros se han instalado en mi aposento y ya no encuentro como sacarlos. Mientras corre el chorro de café por la cafetera expresso escucho de otro expreso… en las noticias- que la caja plana del televisor espepita para espantar cualquier noción de paz y bienestar al comenzar otro día- el que es vía pública y se ha convertido en el lugar favorito de los narcos y sicarios para ejecutar a gente a plena luz del día. Asesinatos, asesinatos y más asesinatos. Friego la inmensa trastera del desayuno que le he preparado a mis chicos, abriendo y cerrando la llave con cuidado de no malgastar el “carísimo líquido” ya que el agua subió de sopetón en un esquema tarifario ideado en cuartos oscuros por las “lumbreras” que gobiernan al país tricéfalo en el que vivimos. La bestialidad-acometida por esa criatura de tres cabezas que es nuestro gobierno-amenaza con subir el costo de vida a proporciones insostenibles a ciudadanos y negocios. Las tres cabezas no se hablan entre si, no se comunican en lo elemental, a pesar de compartir un mismo cuerpo (o partido, o gobierno…) mientras yo intento comunicarle a mi cuadrilla que la manivela del agua hay que abrirla con precaución.
Una vez mi media tropa está rauda a partir, salgo por la puerta con mi música a otra parte. A la calle…corro bajo un sol brillante mientras respiro la contaminación que emiten los autos en una de las principales vías de rodaje del país. Paso frente a las ruinas donde Don Juan Ponce de León estableció el primer asentamiento en tierras boricuas (desde ese entonces este era un lugar muy codiciado…sospecho que Ponce de León escogió este sito para enajenarse de la Conquista y eso de buscar la fuente de la juventud fue una excusa barata), regreso…camino, me entero de lo que pasa en las calles de mi suburbia guaynabeña. Charlamos animadamente sobre los “comings and goings” de ciertos vecinos, del desmadre del país en el que vivimos, del orador invitado en el almuerzo mensual del Garden Club, del partido de tenis que jugará mi vecina en el Caparra Country Club en media hora. Suburbia es el refugio. Por estas calles la recesión parece no llegar, entre guaguas Mercedes, americanas último modelo, japoneses “Made in America”, todo pinta lindo. El cierre de la urbanización asegura que no serás encañonado cuando llegues a tu casa por tres o cuatro mequetrefes que abandonaron la escuela y gustan de asesinar a diestra y siniestra. En las aceras blanquísimas de mi pueblo y en sus rotondas esculturales con fuentes (hay una en cada esquina) de las que brota el agua que se ha convertido en otra carga pesada en nuestro presupuesto ( y que de seguro las apagaran cuando les llegue la factura de este mes) me deleito, me embeleso….me pierdo. Aquí no camina gente con dubi y pinches o excesos gástricos al aire, como le da la gana. Para eso se pagan las contribuciones inmuebles más altas del país y tenemos el ingreso per capita más alto de la Isla Estrella. Para vivir en la burbuja y olvidar una realidad que es apabullante, esa misma que hace que la gente deje todo, casa, auto y hasta mascotas y se monte en un avión para huir en masse del estrellamiento colectivo.
Hay que producir…. Me monto en el auto y parto a mi plataforma dónde construír país-ese que quiero heredarle a los tres seres a quienes más amo. En mi caja de cristal y hojalata último modelo pongo la radio. Más descalabro…cambio la estación a música techno, me olvido…me enajeno. Contemplo las rotondas y las fuentes a mi alrededor. Respiro paz… guio felíz por unos minutos hasta que cambia la luz y se pone colorada. De repente escucho la música in crescendo…”Dale morcilla…dale morcilla….dale morcilla”….proviene del auto de al lado….
No hay escapatoria….

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    gaby said,

    Tanto tiempo… saludos!

    Bueno… la morcilla es colesterol puertorro… y creo que de la que canta la cancion es organica y natural? 🙂

    Escuchar la “morcilla song” que sale tipo quadraphonic del auto que esta justo al lado es, ” mas mejor” que tener que escabullir tiros de carro a carro…

    Arriba macondo… Y las morcillas light!

    gaby


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: