Listerine

Listerine Venezuela
A Elsa: De Caracas a Guaynabo City
La rubia iba combinada de pies a cabeza cual maniquí de vitrina. El azul turquesa de sus zapatos era del mismo tono de su camisa. Me recordó el estribillo de una canción de Wisín y Yandel que uso en mis clases de Spinning que reza “la cartera combina con la diadema”… Y ella caminaba oronda, cruzando el estacionamiento del centro comercial de Garden Hills bajo el brillante sol de mediodía, perfumando a todos alrededor con su aroma mientras la brea calentaba y la congestión de autos se tornaba en una pesadilla en el minúsculo estacionamiento. Era una de las “ladies who lunch” que veo con frecuencia allí. Pagan $15 por una ensalada y una botella de agua a sobreprecio cuando en casa se podrían hacer el mismo almuerzo por menos de $5. Apuesto que en sus neveras rebosantes de comida al por mayor de Costco de Los Filtros hay alguna bolsa de espinacas poniéndose mustias por que está escondida entre tantos víveres.
Así somos. Una sociedad de consumo. El proletariado hace de tripas corazones para vivir o debo decir ¿sobrevivir? en una isla cuya situación política y social está al borde del abismo. “Esto se puede salvar. Es que esto es salvable” me dice mi amiga Elsa. Elsa es una venezolana que salió de la Venezuela chavista a la suburbia guaynabeña. Sus hijos van al colegio de los míos. Sus cuentos de Venezuela no me sorprenden y con el asesinato de Mónica Spear los pude requetecomprobar. Insiste Elsa en que esto es salvable…pero..¿cómo rayos lo salvamos?
Si creo que un mejor país es posible…y no, no me refiero al país agrario y campestre que nos pintaba el gobernante de turno en sus anuncio de campaña donde nos invitaba a un nuevo amanecer. En mi país sigue amaneciendo y cada vez es más difícil vivir en él. La bofetada de realidad viene cuando llegan la cuenta del agua y la luz. Cuando en el supermercado todo es más caro…cuando paso por un peaje y veo que este mes subió 10 centavos discurrir por allí sin que haya una mejora en la vía de rodaje que agilize el tapón. Pero este país va a ser muy difícil de levantar mientras unos se sacrifiquen y otros no. Mientras unos vivan en su mundo y otros respiren hondo a su alrededor.
En Venezuela un envase de 1.5 litros de enjuagador bucal importado Listerine costaba la semana pasada el equivalente a $47.70 en cambio oficial…..Si…enjuagador bucal. Me pregunto ¿cuanto más hasta que lleguemos a un punto insostenible en nuestro país? Por que aquí se ha regalado y mucho con los cupones. El puertorriqueño se ha malacostumbrado al mantengo y por más que el Gobernador anuncie cultivos de caña y arroz, ya no hay manos que consideren dignas esa faena. Primero muertos antes que sencillos…cogen cupones y la Reforma antes que irse a trabajar bajo el sol. No me imagino a nadie no pudiendo comprar cosas que no sean de marca o peor aún haciendo su enjuagador casero.

Como si fuera un tanto contradictorio un rotativo del país publica un artículo sobre un estudio de una agencia de publicidad en la que se detalla las marcas favoritas de nuestros jóvenes de 18 a 24 años y entre las que figuran Adidas, Michael Kors y Victoria’s Secret entre otros. ¿Hicieron el grupo focal en Garden Hills? ¿En Dorado? ¿En Condado? ¿En Palmas del Mar? No imagino como una mocosa de 18 tenga el poder adquisitivo de comprar una cartera de $260 en especial en el outlet….por que mi hija de 18 usa las mías…. ¿Qué tal si hiciéramos un grupo focal para conocer sus aspiraciones? ¿Para que nos propongan sus ideas para sacar al país del infierno y el marasmo macondiano que nosotros mismos y generaciones anteriores de ciudadanos y gobernantes han creado? Seguimos plácidamente prendiendo el televisor 4D, 5D, who cares? con la nevera atisborrada de cuanta comida basura hay y se anuncia, pero padeciendo de triglicéridos y colesterol alto, comprando un auto europeo para que los vecinos queden embelesados y quieran uno igual. Enseñándole a nuestros hijos que mientras vivan en su burbuja personal llena de marcas todo estará bien. Tal vez si van combinados por la vida todo irá mejor…autómatas…víctimas de un logo. Incentivando el crimen…por que el poder tener, adquirir, mostrar…es lo que lleva a muchos a hurtar. Y que no me vengan con la bobería de psicología moderna que lo que lleva al hurto o a la fechoría es la represión social, el ambiente de crianza, etc. Eso son factores que contribuyen. Pero el afán de tener para ser, que no es otra cosa que el egoísmo disfrazado, es lo que lleva a los desarrolladores a cobrar el triple al gobierno por las tierras del Corredor Ecológico del Noreste, lo que lleva al ejecutivo a robar para poder pasear en un auto de lujo, al ladrón vulgar a cometer un escalamiento y pasearse luego con un Iphone que robó…al gobierno a derrochar miles de dólares para un concurso de belleza-haciendo más millonario a un magnate-para mostrarle al mundo quienes somos.

Un mejor país es posible. Todos tenemos que hacer lo posible por salvarlo. Es nuestra responsabilidad…por que no me imagino a la rubia-combinada de pies a cabeza-almorzando ensalada en su casa, sin ver a sus amigas y pagando $47.70 por el Listerine en el mercado negro…..

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Sonia Seda said,

    Esa es precisamente la imagen que se me viene a la mente…Venezuela. Y Venezuela es grande y está en un continente grande. ¿Pa’ dónde nos vamos a ir corriendo nosotros? Hay que trabajar duro para sacar a nuestros hijos y a nuestra islita del Espanto del marasmo en que estamos. 😦


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: