Paranoia

garrapataEl dia que comenzamos la mudanza, ellas nos recibieron. M. quien me ayuda con las tareas hogarenas hace una decada salio a su encuentro. Mami estaba con M. limpiando la terraza cuando diviso a la intrusa. “Nena…encontre una garrapata en la pared”. “Garrapatas????” Todavia estaba reciente el incidente de otono 2012 cuando una plaga de estos acaros parasiticos y hematofagos invadieron nuestro antiguo hogar en la calle de atras. Tras de pagar una fortuna al exterminador, las condenadas regresaron y decidi tomar el asunto entre mis manos. Luego de leer incesantemente y consultar, en dos meses les dije Sayonara…Farewell. Mi insistencia en eliminarlas se convirtio en mi mono tema de conversacion. Las veia en todos sitios. Miraba las paredes a todas horas…los marcos de las puertas en el exterior. Espulgaba a mis hijas perrunas dos veces al dia de manera compulsiva y todos mis domingos comenzaban con cubetazos de cloro casi puro en cualquier lugar que mis mascotas pisaran. Las pobres perras fueron banadas en cuanto quimico hubo, tuvieron collares de mas quimicos y las unte con una tercera aplicacion quimica. Jure que jamas las volveria a ver. Ohhhh…pero el destino me tenia una mala jugada. Los antiguos duenos, segun me entere por la empleada de al lado, tuvieron una plaga en semanas recientes a mi mudanza. Pense que si fumigaba el patio y la casa, todo estaria resuelto. Ohhh…little did I know. Con los ajetreos de la mudanza y mi usual rutina llena de estres, me subio la presion y me enviaron a descansar. Mientras placidamente disfrutaba un atardecer con los chicos en la terraza-mudanza suspendida por unos dias- y mi presion volvia a la normalidad, mi hijo menor me advierte sobre un insecto. “Mama, ten cuidado, una aranita roja se te va a pegar…” Por poco infarto y en ese momento lo que paso por mi cabeza fue ir al banco a pedir mi dinero de vuelta y abandonar la casa (como si fuera tan facil)…aparte de pensar cuan desconsiderado es no advertir a un comprador que la casa fue vendida con una plaga como la tercera plaga de Egipto (eran 10 las plagas biblicas, yo solo recuerdo que la tercera tenia que ver con pulgas).
Y fue asi como tras adquirir la permeterina al porciento mas alto permitido y bomba de fumigar en mano decidi declararles la guerra. Pero la primera fumigada hizo poco y me tope con unas cuantas intrusas en el pelaje de mis dos perros. Tres tuvieron la desfachatez de aparecer en las paredes. “Tienes que mapear tus paredes con Malathion” sentencio mi madre, pasando los consejos adquiridos a traves del Servicio de Extension Agricola. “Eso si…el mapo tiene que ser nuevo”. Y seguian apareciendo…las garrapatas son peor que las cucarachas. Estoy segura que si cae una bomba atomica ambas plagas sobreviven a cualquier destruccion…
En medio de la paranoia, las veia en todos lugares. Conozco cada milimetro de las paredes exteriores de mi casa. Estas condenadas garrapatas han resistido inclusive el quimico mas fuerte que se le puede aplicar a los perros, y el cual probo ser efectivo la vez anterior. Mis pobres caninos han sufrido banos y banos de quimicos, solo para ser espulgados a diario. Y si yo pensaba que las garrapatas de esta casa eran aguerridas…conozco a una persona que por poco se muere intoxicada en su apartamento. Las mingas, como las hemos bautizado, se metieron hasta en su consola de aire!!!!!!! Mientras ella disfrutaba de unas merecidas vacaciones en Espana y su retono perruno permanecia en un cuido, las garrapatas hacian fiesta en su pelaje y se introdujeron sigilosamente en su hogar tras las vacaciones. La situacion ha sido tan estresica, que inspecciona toda su casa varias veces al dia, la cama antes de dormir y ya poco le falta para tomar una pastilla para dormir.
Fue a ella a quien le recomende visitar-en vez de a un psiquiatra- la empresa distribuidora de productos de fumigacion y exterminacion con quien me he asesorado. Inclusive le di el nombre de mi vendedora/asesora. Nuestros intercambios facebukeros se han convertido en un diario sobre la situacion garrapateril. Donde revisaste, si encontramos alguna, y que nuevo producto quimico hemos adquirido en nuestra guerra diaria contra la insistente plaga. De esta juro que hasta los mosquitos africanos Chikungunya, se han exterminado.
“Yo nunca he visto una garrapata” con estas palabras me recibio el novio de mi hija. Y justo cuando, presa de mi paranoia diaria, habia espulgado todas las paredes con la vista, milimetro por milimetro vi algo moverse sobre una lama de una ventana cerrada. “Encontre una!” cante victoriosa. Inmediatamente el llego a observar…”Eso es una MARIPOSA….”
Estoy paranoica, no cabe duda….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: